Cirugía estéticaLipoescultura

¿Cómo conseguir una cintura de avispa?

El cuerpo de la mujer está sujeto de diversos cambios a lo largo de su vida. Desde la llegada de la primera menstruación o la menopausia, pero siempre busca la perfección. ¿Cuántas veces te has puesto a régimen para bajar esos kilos de más? ¿Has obtenido los resultados que esperabas? ¿Qué ha pasado con los molestos michelines que se instalan en la zona abdominal? ¿Han desaparecido finalmente o solamente has bajado una talla de pantalón? Todas estas preguntas tienen una respuesta clara y está en la Clínica Gómez Bravo. Hemos conseguido la fórmula quirúrgica perfecta para lograr una cintura de avispa gracias a Safelipo.

Safelipo es una técnica de lipoescultura que se encarga de subsanar los depósitos grasos de situados en las zonas de la cintura, los flancos y la espalda. Con el paso de los años, la anatomía femenina va perdiendo firmeza y tono muscular, mientras que la grasa acumulada, se instala con total tranquilidad en las partes del cuerpo que hemos mencionado anteriormente. Pero, ¿por qué ocurre este fenómeno? Las causas pueden ser diversas como por ejemplo: cuando ganamos peso a causa de un embarazo e intentamos volver a recuperar la figura rápidamente. Necesitamos hacer dieta y ejercicio, pero con eso no basta. Eliminar la grasa rebelde es posible y a continuación explicamos cómo.

Eliminación de cúmulos de tejido graso con Safelipo

Gracias al procedimiento de Safelipo, las mujeres vuelven a sonreír al recuperar la figura del cuerpo femenino perfecto en la que se ensalza el pecho y las caderas como distintivo de belleza y juventud. ¿Podemos lucir un cuerpo 10? Sí, claro que podemos. Todo es posible con Safelipo. Todas aquellas personas interesadas en someterse a esta operación, pueden solicitar información sin compromiso en la Clínica Gómez Bravo. Somos la primera empresa en España en trasladar esta técnica tan popular en Estados Unidos a nuestros pacientes y obtener así una exclusividad a la vez que ampliamos nuestra oferta quirúrgica profesional.

conseguir una cintura de avispa

El doctor Gómez Bravo insiste en explicar que no se trata de un tratamiento para la obesidad. Las personas que decidan someterse a esta operación deben gozar de un buen estado de salud, un peso adecuado a su estatura y contar con un exceso de grasa. La finalidad de esta intervención es eliminar la grasa instalada en los depósitos grasos de los michelines así como en las zonas media y baja de la espalda. Por ejemplo: cuando nos ponemos el sujetador cada día ¿notamos que sobresale grasa en los pliegues de la espalda? O por el contrario, en la parte baja justo antes de llegar a los glúteos ¿hay exceso de tejido graso?

Intervención y recuperación para conseguir una cintura de avispa

Con la aplicación del método quirúrgico de Safelipo mantenemos los tejidos grasos a raya. La operación tiene tres partes: separación, aspiración y lipoigulación. En la primera, el doctor Gómez Bravo separa las células adiposas junto con otras disposiciones importantes como los vasos sanguíneos, los nervios y el nervio conjuntivo empleando una cánula. La intervención quirúrgica continúa con la eliminación de la grasa por aspiración por medio de finas y alargadas cánulas. Y para terminar, se pasa una cánula por la zona tratada para que la grasa licuada subcutánea tenga un aspecto uniforme.

La lipoescultura Safelipo se practica mediante anestesia local con sedación estando el paciente régimen ambulatorio. Los pacientes que se someten a esta técnica de lipoescultura deben saber que en cuanto a la recuperación y postoperatorio, es necesario que lleven una faja durante cuatro semanas. Veinticuatro horas después de la intervención médica, ya pueden continuar con la vida normal. Los resultados de la cintura de avispa son visibles tres semanas después.

3.3/5 - (3 votos)